“Buscamos ser líderes en democracia electrónica”

  • Escrito por Comunicaciones EVoting
  • /
  • 28 de Febrero del 2021

Tomás Barros, gerente general dice que más que voto electrónico, lo que viene es democracia electrónica.

- Tomás Barros, gerente general dice que más que voto electrónico, lo que viene es democracia electrónica.

El 2020 fue de mucho trabajo para EVoting: nuevos servicios, diversificación de clientes, despegue internacional y récord de votaciones son algunos de los hitos que marcaron el año (ver LINK). Tomás Barros, gerente general y conductor de este proceso, está cansado, pero también optimista y con la vista en el futuro. “La participación electrónica va a ir en aumento, porque la gente está pidiendo más democracia y rompiendo este esquema en el que participar democráticamente es solo votar para elegir autoridades. Hoy existe una demanda de participación más amplia. En EVoting, hemos tenido personas definiendo sobre planes reguladores de edificación, sobre la Constitución del país, sobre si restringir o no los horarios de botillerías, sobre dónde priorizar el presupuesto comunal, entre muchos otros temas. La gente quiere tomar decisiones colectivas sobre temas que atañen a su vida y la herramienta para hacer eso –por costo, tiempo, y accesibilidad es el voto electrónico–. Entonces, más que voto electrónico, creo que lo que viene es democracia electrónica”.

No cree que hay mucha resistencia al voto electrónico?

No veo que la gente se resista. La mayoría de los mensajes que nos llegan son de agradecimiento y felicitaciones por la simpleza del sistema. Y los niveles de participación siempre son muy altos en nuestros procesos, no sólo en Chile, también en los otros siete países de la Región donde estamos, La gente está abierta a recibir la tecnología, a manifestar su parecer y a hacerlo a través de canales que le sean más fáciles. Diría que la resistencia al voto electrónico es más bien institucional.

Hay críticas que señalan que el voto electrónico no es suficientemente seguro.

La seguridad tiene muchas aristas y hay que ver con qué lo comparas. El voto electrónico puede ser más seguro que el papel en muchas situaciones. No se puede quemar, extraviar, robar, etc. En Chile se menciona de que no hay seguridad de que la persona está votando libremente, pero el Servel anunció que permitirá el voto por correo, y ahí lo electrónico y el correo no tienen ninguna diferencia; en ambos casos tenemos que confiar que estamos en una sociedad lo suficientemente madura para que los casos donde alguien pueda ser influenciado o presionado sean los menores y no alcancen a influir en el resultado. Creo que los chilenos sabemos lo importante que es el voto y cuidamos nuestro derecho a votar. .

¿Cómo influyó el contexto de pandemia en EVoting?

Hubo un aumento enorme de demanda porque procesos que antes se hacían papel, ahora tuvieron que ser remotos. Fue sorprendente ver el valor que las personas le otorgan a la democracia, el sujeto de a pie, de la calle. Para la gran mayoría, la democracia tiene un valor demasiado grande como para posponerlo por una pandemia y nos empezaron a decir “mira, yo quiero elegir a mis dirigentes, yo quiero opinar, yo quiero tomar decisiones y no puedo por restricciones sanitarias”. Salieron a buscar una solución y nos encontraron, porque somos los que tenemos más experiencia en esto. Hicimos muchísimas votaciones y asambleas electrónicas –desde el club deportivo hasta la Junta de Accionistas–, desarrollamos un producto que se adecuara a esta necesidad de participar en conjunto, discutir un tema y tomar una decisión. Nuestra plataforma de asambleas remotas fue muy bienvenida.

También transformamos todos nuestros procedimientos presenciales a remotos, nos organizamos sin oficina, aprendimos como equipo a comunicarnos, a funcionar de otra manera. Pero trabajar remoto nos hizo una empresa más sólida y nos permitió hoy poder estar en Perú, Costa Rica, Argentina, Guatemala, México y Panamá, y entender que no es tan distinto a estar en Santiago, Valparaíso o Valdivia. Este aprendizaje nos permitió adecuarnos a un mundo donde lo físico no es una limitante. Rompimos las fronteras.

¿Qué significa eso?

Desde el momento que desarrollamos una expertise en el trabajo remoto, nos dimos cuenta que las fronteras entre países perdieron sentido. Que no vendíamos servicios para Chile, sino para toda la región y para el mundo. Nos sentimos preparados para eso y la prueba es que lo estamos haciendo. Nos definimos como una empresa global porque cambiamos el lugar desde donde nos paramos: ahora no vemos como proveedores de un solo mundo globalizado. Comenzamos a trabajar con la lógica de que nuestras plataformas, protocolos, métodos, lenguaje, serán para todos, todos los podrán entender y aplicar. Y, a la vez, mantener la capacidad de adaptarnos a las especificidades de cada cliente..

¿Dónde ves a Evoting en 10 años más?

Definitivamente nos vemos como líder y referente en democracia electrónica en toda América. Quienes tienen los estándares, los protocolos, que saben lo que corresponde y lo que no corresponde. Y luego tener presencia en Europa y que podamos asesorar procesos de apoyo a la democracia, en lugares donde éstos son más complejos; cómo hacer una votación electrónica que se acepte como válida, qué aspectos hay que cuidar, dónde concentrar los esfuerzos, etc.

Hace 7 años partimos con un sistema para votar electrónicamente. Hoy descubrimos otras necesidades en la misma línea y hemos desarrollado productos para cada necesidad. Estoy seguro que seguirán apareciendo necesidades dentro de lo que entendemos por democracia y creo que EVoting seguirá poniendo a disposición de las personas tecnología que permita abrir la democracia, hacerla más fácil, con más canales y más técnicas de participación. Buscamos ser líderes en democracia electrónica.